Mobirise
how to make a site

Reglas

Mobirise

Turno de juego en match play

Fernando Martinez Uribe

Muy contento con el reinicio de Par 7 y su nuevo diseño que parece importante, dado el rediseño de las Reglas del Golf y su nuevo código para el 2019, tema que muy pronto empezaremos a platicar por esta sección.

Por lo pronto, el tema de hoy tiene que ver con una situación que se presenta en el formato de juego por hoyos, cuando la bola de un jugador podría estar perdida.

Para ponernos en contexto imaginemos la situación;

El jugador A pegó su segundo golpe en un par 5 poniendo su bola a 100 yardas de la bandera, entonces el jugador B, quien tenía oportunidad de alcanzar el green, hizo su segundo tiro desde las 230 yardas, pero éste salió desviado hacia la derecha a una zona de árboles, obstáculo de agua y límites del campo.

La probabilidad de que no se encontrara la bola de B eran altas y por lo tanto B hubiese tenido que regresar al lugar desde donde ejecuto el segundo, a 230 yardas de la bandera, pero todavía existía alguna posibilidad de que su bola estuviera en juego por allí, entre los árboles.

La duda es, si es probable que B tenga que hacer su cuarto golpe desde una distancia mayor que la posición de A ¿A tiene que esperar?

Vamos a revisar como está la redacción de la Regla 10-1b, «durante el juego de un hoyo»:

REGLA 10
•ORDEN DEL JUEGO •

10-1 MATCH PLAY

b. Durante el juego de un hoyo

Después de que los dos jugadores han empezado el juego del hoyo, la bola que esté más lejos del hoyo se jugará primero. Si están equidistantes del hoyo o si sus posiciones en relación al hoyo no son determinables, la bola que se tenga que jugar primero será decidida en suerte.

Hasta aquí, el turno para jugar está definido por una condición física, solo hay que ver la posición de las bolas y ya.
Sin embargo, cuando no hay una bola, entra la duda ya que eventualmente habrá una bola, pero ésta podría estar mas lejos que la que reposa.
Para resolver esa situación, tenemos la siguiente nota en la misma 10-1b.:
Nota:
Una vez que se establezca que la bola original no será jugada como se encuentra y se requiera al jugador jugar una bola tan cerca como sea posible del punto desde el que la bola original fue jugada por última vez (ver Regla 20-5), el orden de juego se determinará por el lugar desde el cual el golpe anterior fue efectuado.
El texto en inglés dice «when it becomes known».
Esto quiere decir que, mientras exista la posibilidad de que la bola pueda ser encontrada, todavía no se establece (o como dice en inglés, no se sabe), que se va a jugar de acuerdo con el concepto de «golpe y distancia», por lo tanto, sigue siendo el turno de A.
Si por alguna razón, B decide y avisa a A que jugará desde las 230 yardas antes de que A ejecute su golpe, entonces habrá congelado el turno de A y será el propio, el de B.
La nota continúa estableciendo el proceder si la bola de B es encontrada:
Cuando una bola pueda ser jugada desde un lugar diferente al lugar desde el cual el golpe previo fue efectuado, el orden de juego será determinado por la posición a la que la bola original llegó.
Ahora imaginemos que la bola de B sí fue localizada, pero estaba en una posición en la que el jugador pensó que era injugable. Como la Regla 28 otorga tres opciones de juego, el siguiente tiro de B podría ser en dos posiciones adicionales a la de golpe y distancia.
Entonces, la posición física de las bolas de A y B son las que determinan de quién es el turno, que en nuestro caso sería el de A, aun cuando B decida jugar desde las 230 yardas.
Si necesitas que profundice en alguno de los temas comentados, escríbeme vía Facebook a FM Golf Radio o a:

fernandomartinezuribe@yahoo.com.mx